Exposición Star Wars Fnac

Las épocas de cambios hacen que, además de sumirte en el desorden más absoluto, te encuentres más liada que la sandalia de un cartaginés. Días de mucho trajín, adaptación, reorganización -hay que salir del caos- y nuevos planteamientos; eso sí, en equipo. No obstante, teníamos claro que en algún momento daríamos con los desfibriladores en el blog y aquí estamos de nuevo.

Los que viváis en Madrid, o estéis por aquí hasta el 29 de noviembre, podéis disfrutar en Fnac Callao de “LEGO Star Wars: El Despertar de las Piezas“, una exposición montada por la gente de Ale! (Asociación Cultural de Aficionados a LEGO® de España) en colaboración con LEGO® y Disney®.

Nosotros estuvimos ayer, alucinando con los montajes, las naves, el sinfín de personajes, babeando ante la Estrella de la Muerte (algún día tendremos espacio suficiente para atesorarla en #lacasacatodica), reconociendo escenas de las películas ya estrenadas e intentando hacer fotografías entre una marea de fans de todas las edades.

Algunos escenarios pertenecen a Episodio VII: El Despertar de la Fuerza, que podremos ver (¡¡por fin!!!) a partir del 18 de diciembre de este año, así que los amantes de los spoilers o aquellos que estéis participando en los foros de discusión sobre el tema, quizá podáis hallar alguna respuesta reveladora.

En cualquier caso, merece la pena alucinar con el despliegue de más de 25.000 piezas y el gran trabajo hecho por l@s manitas de ALE!, especialmente si, como nosotr@s, sois LEGOadict@s. Nos despedimos con una pequeña muestra de lo que encontraréis 😉

Exposición "Lego Star Wars: el despertar de las piezas" (Fnac Callao, Madrid. Del 3 de octubre al 29 de noviembre de 2015)

Galería de imágenes de la exposición

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

¡Vuelve la Fiesta del cine!!!

Desde mañana, 11, y hasta el jueves 14, vuelve la Fiesta del cine, en la que podemos disfrutar de las películas que están en cartelera por 2’90€ la entrada.

Muchos ya sabéis cómo va, pero por si hay alguna persona neófita, os cuento:

  1. Entra en la web oficial de la Fiesta del cine (tienes el enlace arriba) y obten tu acreditación. Es gratuita, te llevará menos de dos minutos -sólo tienes que registrarte- y no duele. A los menores de 14 años y mayores de 60 no les hace falta.
  2. Imprime la acreditación porque tendrás que llevarla contigo cuando vayas al cine.
  3. Desde la misma web, consulta los cines adheridos a la promo, las condiciones y planifica qué, con quién y cuándo (esto es una sugerencia mía, pero vaya, que también es bonito dejarse llevar).
  4. Si te surgen dudas, las solucionan muy bien aquí

Habitualmente, podemos disfrutar del jolgorio fílmico tres días, pero como esta vez el sarao coincide con la Champions, ¡¡¡¡¡se amplía un cuarto!!!!! (¡Te queremos, futbol!)

La primera vez que se puso en marcha esta gran iniciativa fue en 2008 y, desde entonces, se celebra periodicamente para facilitar el acceso de la gente a las salas. Y es que, no nos engañemos, una película se disfruta mil veces más en pantalla grande, pero el alto coste de la entrada hace que resulte, en muchas ocasiones, prohibitivo, sobre todo si se va en familia. Es justo decir que, en los últimos años, los cines ofrecen promos durante todo el año, rescates de clásicos a buen precio y opciones para asiduos como las tarjetas de socio; pero para pasar del día del espectador a la situación actual, hemos tenido que vivir una transición de sequia que se ha llevado por delante a más de una compañía.

Nosotros tenemos apuntadas unas cuantas opciones, como El nuevo hotel Marigold (adoramos a Maggie Smith por encima de todas las cosas), La canción del mar (si os gustó El secreto del libro de Kells, ya sabéis), Mandarinas y Suite Francesa.

No obstante, los que queráis repetir Vengadores: la Era de Ultrón o verla como los dioses nórdicos mandan, tenéis ahora una buena oportunidad.

Lo dicho, ¡qué disfrutéis de la magia y gracias a quienes la hacen posible!

Do the Funky Chicken!

La cosa es así: Tienes que estudiar inglés y te pones un grandes éxitos de Wilson Pickett, suena el “Land of 1000 dances” y el catódico con el que vives se pone nostálgico con cierta escena de Full Monty.

Una cosa lleva a la otra, mandas el inglés al carajo, y decides que buscar vídeos de peña dándolo todo con el baile del pollo es lo más importante del mundo. Y aquí está, señoras y señores, la recompensa: